La catedral tapatía única en México con interior gótico

Por Soni Naranjo.- Los viajes pueden ser de placer y combinarse con el turismo cultural el cual nos motiva viajar para conocer los rasgos y elementos distintivos y espirituales de una sociedad o un gripo social y se puede combinar a su vez con el turismo religioso, que evidentemente se refiere a los viajes que son motivados por la fe.

 La Catedral Metropolitana o Catedral Basílica de la Asunción de María Santísima, es uno de los íconos arquitectónicos más representativos de la Perla Tapatía y uno de los más visitados

Se encuentra ubicada en el corazón del Centro Histórico de Guadalajara. Visitar este centro religioso es un gran deleite visual debido a su estilo ecléctico que contrasta imponentes influencias góticas, mezcladas con toques barrocos y detalles moriscos y neoclásicos.  EL inicio de su construcción fue en 1561 por orden del Rey Felipe II de España.

La catedral tapatía es considerada la única del país con interior gótico, que además cuenta con tres pequeñas capillas y nueve altares adornados con pinturas de artistas mexicanos.

En la entrada principal, destaca el órgano francés, el segundo más grande en todo el territorio mexicano, que brinda a las ceremonias de un toque musical inigualable. El altar está hecho principalmente de mármol y plata, y su compleja estructura interna se complementa con los vitrales franceses que adornan las ventanas con hermosos motivos religiosos.

Datos curiosos

El inmueble cuenta con 19 campanas, 52 asientos de madera tallada además de la silla cardenalicia.

La forma de sus campanarios, similar a un alcatraz invertido, son una característica reconocida en todo el mundo.

Para llegar a los campanarios, se necesitan subir 98 escalones.

En este recinto se resguarda el Relicario de los Mártires, donde se exhiben los restos de 23 hombres, quienes murieron en la guerra cristera por defender la libertad de culto, y quienes fueron beatificados en 1992 por el Papa Juan Pablo II.

Entre sus tesoros se encuentra una escultura de la Virgen de la Rosa, regalo del emperador Carlos V.

La Catedral Metropolitana es, sin duda, uno de los más grandes símbolos tapatíos, que ha sido testigo mudo de la transformación de Guadalajara. #ViajaConoceDiviertete #ComoUnTurista

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*