HOLI, la Fiesta de colores

Por Soni Naranjo.- La India está abierta para los turistas y están listos para la celebración de la Fiesta de Colores «Holi» que se celebrará el día 18 Marzo 2022.

Durante estos días se conmemora la llegada de la primavera, y para ello, se mezcla agua con un polvo de colores proveniente de diferentes hierbas, que tradicionalmente eran nim, kumkum, jaldi, bilva y otras hierbas medicinales, que según los expertos del Ayurveda, ayudaban a evitar las fiebres o constipados causados por el cambio de estación.

La fiesta de Colores

Un homenaje a los Colores

La fiesta de Holi y celebraciones comienzan la mañana después Joliká hoguera,  el día es para ir de fiesta y el disfrute puro. Los niños y los grupos de jóvenes forman armado con colores secos, solución de color, significa que llenar y rociar a los demás con solución de color (pichkaris), globos que retienen el agua de color, y otros medios creativos para colorear sus objetivos.

En la actualidad esta celebración se ha convertido en un homenaje a los colores, la gente se pinta y lanza polvos llamados Gulal al cielo. Los colores de los Gulal no están escogidos al azar, deben transmitir alegría y deseos positivos. Con el paso de los años se han mantenido colores tradiciones como es el amarillo, que significa piedad, está presente el naranja, que representa el optimismo, el azul, símbolo de la calma, el rojo, que llama al amor y la pureza y el verde, como alusión a la vitalidad.

Historia del festival

El festival de primavera, también conocido como el de los colores y la fiesta de amor, se trata de una antigua fiesta religiosa hindú que se ha vuelto popular entre los no hindúes en muchas partes del sur de Asia, así como personas de otras comunidades. Se celebra principalmente en la India, Nepal y otras regiones del mundo con poblaciones importantes de hindúes o las personas de origen indio. El festival ha sido, en los últimos tiempos, celebrado en partes de Europa y América del Norte como una festividad primaveral del amor y colores.

Holi hace referencia a Joliká, la malvada hermana del rey Hiranyakashipu y tía del príncipe Prahlada. Cuando los poderes que le fueron otorgados al rey le cegaron, creyéndose la única deidad a la que su pueblo debía adorar su señor, el príncipe Prahlada decidió seguir adorando a Vishnu y enfureció a su padre. El rey decidió castigar a su hijo cruelmente, pero nada cambió: Prahlada no iba a adorar a su padre. Es por ello que su tía decidió que la única solución posible era matar al príncipe y le invitó a sentarse en una pira con ella, que llevaba un manto ignífugo que le protegía de las llamas. Pero, en ese momento, el manto cambió de dueño y protegió a Prahlada, que vio cómo su tía moría abrasada por las llamas. El dios Vishnu, aquel al que adoraba el príncipe, apareció justo en ese instante y mató al rey arrogante.

La hoguera es un recordatorio de la victoria simbólica del bien sobre el mal, de Prahlada sobre Hiranyakashipu y Joliká. El Holi se celebra el día posterior a la hoguera. En la región de Braj de la India, donde Krishna creció, el festival se celebra durante 16 días (hasta Rangpanchmi) en conmemoración del amor divino de Radha profesaba por Krishna, una deidad hindú. Las festividades marcan el comienzo oficial de la primavera, y el Holi se celebra como fiesta de amor.

Una fiesta para todos

Para la India, esta celebración representa la libertad de la gente. Las normas sociales de este país, implican que algunas de las prácticas que se llevan a cabo durante el Holi, sean impensables en otros momentos, como: los chorros de agua de colores o mojar a los demás en piscinas de barro.

Son dias de Libertad para las mujeres

Se trata de un festival que logra romper, durante los dos días que dura, las barreras sociales que existen entre clases y géneros.

Las mujeres en especial son quienes disfrutan aún más este evento ya que sienten la libertad sin las ataduras de las normas que diariamente deben seguir. Durante estos días, todos son libres e iguales, solo hay que preocuparse de disfrutar.  #ViajaConoceDiviertete